Mujeres en toda su plenitud

Hace algunas décadas, muy lejanas, el embarazo, como las reglas eran considerados como enfermedades. Cuando la mujer « paría » como las vacas, se curaba. Por suerte esos tiempos de oscurantismo son muy lejanos. Sin embargo, no hace mucho que las futuras madres han dejado de esconderse tras batas, estilo carpa de circo, y sostener sus senos con brasieres feísimos. La moda y las mentalidades han evolucionado. En Europa en todo caso.

Si de por sí, durante esos nueve meses las similitudes de las mujeres y los cetáceos se hacen visibles y las hormonas bombardean el auto-estima…¿Por qué negar su feminidad con el puro pretexto de que van a volverse madres ?

Las francesas por ejemplo, son tan coquetas cuando son incubadoras ambulantes como cuando no lo son. En un cóctel, se ponen un vestido ceñido que deja obviamente espacio a su bulto abdominal. En las playas, no se niegan el bikini, presumen orgullosamente su vientre prominente. ¿Y las estrías ? ¿Qué estrías ? Si el hombre pudo pisar la luna varias veces, la ciencia ha avanzado lo suficiente como para inventar cremas que evitan que los vientres de las mujeres se parezcan a la cordillera de los Andes.

Hacen ejercicio, salen con las amigas, se ponen tenis o botas sexy y tratan de tener una sexualidad satisfactoria. Hay hasta publicaciones del Kama Sutra para mujeres embarazadas. Como para recordarles a todos y a ellas mismas que no  tienen que renunciar a ser mujeres porque tienen a una criaturita jugando fútbol con sus vejigas.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s